• Barahona Abogados

LOS PROBLEMAS CONTRACTUALES ORIGINADOS POR EL COVID-19.

El COVID-19 ha provocado que las obligaciones contractuales no puedan cumplirse por imposibilidad legal, física o pérdida de la cosa. Ante esta imposibilidad sobrevenida, se ha trazado la línea a seguir para dar la respuesta jurídica más adecuada para preservar principios jurídicos básicos como el pacta sunt servanda, la buena fe o la equivalencia entre las partes. Por ello, teniendo en cuenta la muy variada casuística, se plantean posibles soluciones generalizadas ante las controversias que puedan surgir y mantener así la vida de los contratos y el buen funcionamiento de la Administración de Justicia


Tal y como viene aplicando los juzgados y tribunales, según los arts. 1105, 1124, 1182 y 1255 del Código Civil, sería posible rescindir un contrato cuando una de las partes ha incumplido por fuerza mayor, como puede ser por causa del coronavirus, habiendo una restitución de las prestaciones ya satisfechas sin indemnización de daños y perjuicios.








LEER MÁS...